seis_categorias_empresas

Aunque te haya llamado la atención una marca de kétchup en el supermercado, o tu tío Juan te contó que duplicó su dinero invirtiendo en una empresa en particular, eso no significa que debas lanzarte a comprar sus acciones de inmediato. Lo que tienes es un punto de partida para una investigación más profunda.

Primero, apunta el nombre de esa empresa en una libreta y dedícale un tiempo para conocer su historia y evolución.

Cómo ubicar la empresa

Las empresas se pueden clasificar de diferentes maneras. Saber en qué categoría se encuentra una empresa te puede dar una idea de cuánto podrían subir sus acciones. Pero cuidado, las categorías pueden cambiar conforme la empresa evoluciona.

Es importante conocer el tamaño de la empresa. Generalmente, las grandes empresas no experimentan aumentos drásticos en bolsa como lo hacen las pequeñas o medianas, pero ofrecen más estabilidad para tu cartera.

También puedes considerar invertir basándote en el producto que ofrece la empresa. Piensa en qué impacto podría tener su producto en sus resultados financieros.

Las seis categorías de empresas

Cada empresa crece de manera diferente, y aquí te describo cómo clasificarlas:

  • Empresas de bajo crecimiento: Estas empresas han pasado su período de expansión rápida y ahora muestran crecimientos modestos. Por ejemplo, muchas empresas de servicios públicos se ajustan a esta categoría, pues su crecimiento se estabiliza una vez que la infraestructura necesaria está en su lugar.

  • Empresas estables: Crecen moderadamente y son capaces de innovar y expandir su mercado. Un ejemplo son las empresas de productos de consumo básico, como los fabricantes de cereales, que ofrecen estabilidad y pueden prosperar incluso en tiempos de recesión económica.

  • Empresas de alto crecimiento: Estas son oportunidades para grandes ganancias. A menudo son pequeñas o medianas empresas en sectores emergentes o en rápida expansión, aunque esto también puede implicar un mayor riesgo y volatilidad.

  • Empresas cíclicas: Sus ingresos y beneficios fluctúan según el ciclo económico. Identificar el momento adecuado para invertir en estas empresas puede ser muy rentable, como es el caso de las empresas de construcción o automotrices.

  • Empresas recuperables: Estas son empresas que han sido mal gestionadas pero que aún poseen fundamentos sólidos y necesitan una reestructuración para volver a ser rentables. Un cambio en la dirección puede significar un rápido retorno sobre la inversión.

  • Empresas de activo oculto: Poseen activos o propiedades infravaloradas, como patentes no explotadas o bienes raíces subvaluados, que pueden ser altamente lucrativos una vez que el mercado reconozca su verdadero valor.

Profundizando más

Una vez que identifiques a qué categoría pertenece la empresa, investiga su situación actual. Lee notas de prensa, informes sobre los altos directivos, opiniones de clientes y qué planes tienen para el futuro. Esto te dará una perspectiva más completa y, en cierto modo, un vínculo emocional, ya que es agradable invertir en empresas que te inspiran confianza y admiración.

Análisis de números y técnico sencillo

Antes de decidir cuántas acciones comprar, necesitas entender los costos de transacción que implica tu bróker y evaluar el potencial de ganancia de la empresa:

  • Costos de transacción: Si el bróker cobra 2 € por cada operación, debes calcular cuántas acciones comprar para que el costo por acción sea razonable y puedas cubrir este gasto y aún obtener ganancias.

  • Riesgo: Comprar más acciones reduce el costo individual, pero también aumenta tu inversión y el riesgo asociado. Es crucial que analices bien la empresa antes de tomar una decisión.

Resumen

Primero, define en qué categoría se encuentra la empresa. Luego, sumérgete en su actualidad y estrategia a largo plazo. Finalmente, calcula cuántas acciones necesitas comprar para que la inversión valga la pena. Este método te ayudará a hacer inversiones más informadas y, potencialmente, más rentables. No te preocupes, en próximos artículos profundizaremos más.

Quizá te interese